miércoles, 19 de noviembre de 2008

I feel fine

- Ya parececes virgen de Copoya*, tanta celebración no le hace bien a nadie.

Esa fue la felicitación que vía telefónica, recibí de mi abuelita Celia.

Otras veces la sola idea de cumplir años y no haber alcanzado tal o cual objetivo me deprimía. Hoy entiendo que la vida es así y hay que armarse de valor. Mi cumpleaños fue el lunes, sin embargo vengo celebrándolo desde la semana pasada. Llegó el broche de oro y sin una pizca de tristeza. Ayer canté, salté, bailé, grité y me conmoví con una poderosa voz: La de Michael Stipe.

No les voy a hacer una reseña del concierto(hoy publicaron muchas) de hecho no tengo muy claro lo que sentí, pero se sintió muy bien. Que manera de tocar en vivo.
Ya me volé algunos pasitos del ecléctico baile de ayer,
si me ven bailando de es forma, aclaro que no es un ataque.
Es el estilo Stipe
Living well is the best revenge.
Ahí caí en cuenta de que los estaba viendo en vivo.
Everybody Hurts.
Episodio de lágrimas I.
The One I love.
Estaba muy emocionada.
Hollow man.
Episodio de lágrimas II, es mi letra favorita.
Fall on me.
La euforia se había apoderado de mi.
It's the end of the world as we know it.
En ese momento, ya me habían perdido.
Supernatural Superserious.
Afónica, pero seguía cante que cante y baile que baile.
The man on the moon.
Cerró el conciento, la gira y de las celebraciones oficiales de mi cumple.

¿Tienen alguna pregunta?
*Las Vírgenes de Copoya son custodiadas desde hace muchos años en la iglesia del poblado rural de Copoya, ahora unido a Tuxtla Gutiérrez. La fiesta consiste en una peregrinación que durante varias semanas recorre diferentes zonas de la ciudad y termina con el regreso de las imágenes a su templo. Estas peregrinaciones se llaman subidas y bajadas. Son fiestas zoques muy singulares y llenas de sincretismo.

3 comentarios:

uliguldipolesis dijo...

Y Finest Worksong ?

América Gutiérrez dijo...

No la tocaron. Pero descubrí una canción que me gustó mucho y que no tengo que se llama Bad Day.

gamaliel dijo...

Que envidia, yo los fui a ver en el 2004 y ahora por falta de lana y tiempo no pude, a pesar de las enormes ganas. Nunca olvidaré que en ese concierto pidieron disculpas por que los estados unidos no son precisamente los mejores vecinos. Y recuerdo tambien que prometieron que volverian y que no tardarían tanto, y lo cumplieron.

De hecho el día del concierto, traia puesta la playera que me compre hace 4 años cuando los fui a ver...

insisto, que envidia
saludos