martes, 26 de mayo de 2009

De Nachig a Zinacantan

Nos levantamos muy temprano, había que supervisar la limpieza de las aulas. Tomamos la carretera libre a San Cristóbal, la utopista no pasa por estos poblados. Mi papá se detuvo en Nachig y compró una canasta de duraznos para el camino.


Llegamos a la primera escuela, los niños rodearon el coche. Mientras mi papá trabajaba, mamá y yo observábamos a los niños.


Los niños de un lado, la niñas de otro. No quise alterar el paisaje.


10 comentarios:

Xavier dijo...

Ojalá pronto pueda hacer un viaje por allá. Paso demasiado tiempo en el centro de México y como que hay que ir más lejos...

Anónimo dijo...

Saludos América, me volví asidua a tu blog y disfruto mucho leerte, la sencillez y claridad en tu estilo, los toques de originalidad y el reflejo de tus raíces como mexicana.
Espero seguir compartiendo comentarios.
Atte. Ale V.

leon imperial dijo...

me encanto.
es de facil digestion.
saludos

zocadiz dijo...

A mí me hubiera gustado ser maestra rural pero no sé si hubiera sido tan valiente.
Me gustan las fotos.

América Gutiérrez dijo...

Xavier, tienes que ir, no te lo puedes perder.

Ale, gracias por leer y comentar. Me emociona que pases un buen rato cuando pasas por aquí.

León, gracias, me sentí como un pepto para el alma. Ya en serio, gracias.

Zocadiz, seguro habrías sido una gran maestra, pero como dice José José... Uno no es lo que quiere sino lo puede ser.

malaika dijo...

heyy América,


siempre pasaba a leer y no comentaba, pero en fin... que esta nueva etapa te llene de imagenes, vivencias, recuerdos y caminos (por los que corras y camines), que nos puedas compartir,

y por cierto, tiene buenisímas fotos y palabras acertadas,


saludos


malaika

El Velvet de Cierto Pelo dijo...

Buenisimas fotos!

Suku dijo...

Hola Ame

Sólo quise hacerte saber que sigo disfrutando de lo que escribes, me alegra que no lo dejes.
Disfruta Chiapas, es de esos lugares que te hacen vivir en piel y alma.
Amenazo con que ya pronto nos veremos y sí, uno no es lo que quiere ser si no lo que puede "llegar" a ser.
Te mando abrazos.Suku

alvaro Locx dijo...

Hermoso Chiapas, hermoso México, tan distinto y tan distante, tan rico tan pobre, desde los desiertos sonorenses hasta las selvas chiapanecas.

Un saludo desde Jalisco, en medio, en medio de todo.

América Gutiérrez dijo...

Malaika, te animaste a escribir y es muy valioso para mi. No dejes dejes de pasar.

Muchas gracias, mi querido Velvet.

Suku, amigaaaaaaa, te extraño mucho, ya quiero echarme un café contigo. Sé que pronto regresarás a estas tierras y en una de esas nos vamos a mi tierra. Arriba el ánimo, la hora más oscura es siempre antes de que amanezca.

Álvaro, gracias por comentar y por los saludos